TODO LO QUE EL REINO DE DIOS POSEE...ES MI HERENCIA


Cuando veo a un hombre o a una mujer de Dios moverse efectivamente en un don o ministerio, hago de eso una posibilidad personal. Es decir, nunca ha sido la intención del Señor convertir un don o una manifestación, en el territorio privado de alguien, sino que ese don o manifestación es parte de una promesa dirigida a todos sus hijos. Nuestra herencia en Jesús, siempre es más grande que la idea que tenemos de ella. Y sólo lo descubrimos, cuando presenciamos la diversidad de dones o manifestaciones con que el poder de Dios es conocido. El Reino de Dios es ilimitado en recursos. Y la sabiduría del Señor es inagotable. Entonces, donde único puede existir limitación, es en los grados de revelación que puedo tener de eso. De ahí, la importancia de orar y seguir orando. Buscar y seguir buscando. Llamar y seguir llamando. Porque sólo así, el que pide haya, el que busca encuentra y el que llama recibe respuesta. Él...siempre está dispuesto a responder más allá de las fronteras de nuestro mejor sueño y nuestra mayor imaginación. Rubén Arroyo...Buscando.


0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS