ABUSO ESPIRITUAL


ABUSO ESPIRITUAL


Una cosa es defender una verdad de Dios, y otra...Defenderme con ella.


Existe una dramática diferencia entre estas dos afirmaciones. Las verdades del reino no pueden ser selectivas. Tampoco una verdad superior debe sacrificarse en el altar de otra verdad, sólo porque una me conviene más que la otra.


Las verdades de Dios no existen para mi servicio, cuando en mi servicio sacrifico el servicio a los demás.


He sido impresionado por los dones de muchos y el carácter de unos pocos. Créame, nadie valorará el poder de la integridad más, que aquel que vivió el dolor de tener que reconstruirla pedazo a pedazo.


Peor que una mentira directa es la manipulación de una verdad. La mentira es mentira. La manipulación es una mentira disfrazada de verdad. Y no existe peor carnalidad que la apariencia de espiritualidad.


Lo que acabo de afirmar se llama abuso espiritual. El ministro que es selectivo en las verdades que proclama, no necesita ovejas para liderar sino cómplices para aparentar.


Es por eso que los tiene que fabricar. Porque a una verdadera oveja la guía el Espíritu de verdad a toda verdad, no sólo a las que le convienen.


El abusador espiritual necesita obediencia ciega, porque si permite que vean el poder de la verdad le quitará su poder.


No era que los fariseos no soportaran a Jesús. Más bien no soportaban la confrontación de sus verdades.


No existe nada más intimidante para un abusador espiritual que el poder de la verdad.


Y es por eso mismo que...


No existe peor abusador que un manipulador con la biblia en la mano.


Rubén Arroyo...En el Espíritu de Verdad.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo