CON TUS SANDALIAS PUESTAS


CON TUS SANDALIAS PUESTAS


“Jesús entonces, al verla llorando...se estremeció en espíritu y se conmovió...Jesús lloró.”

‭‭S. Juan‬ ‭11:33-35‬ ‭


Estremecido...Conmovido...Llorando. Solamente en un momento crucial donde tomará su decisión final de caminar directo hacia la cruz en el huerto del Getsemaní usted se tropezará con el arcoíris de las humanas emociones de Jesús.


¿Por qué estremecerse conmovido si ya sabe que lo resucitará?. ¿Por qué llorar si él sabe que lo devolverá a la vida?. Lo común sería decirle a Marta y a María, “tranquila chicas que Lázaro estará con ustedes en unos minutos”. “No lloren, volveremos a tomar café juntos”.


Se estremeció antes de hacer el milagro que siempre supo que haría. Se conmovió a pesar de que sabía que volvería a cenar con la familia como antes lo hacían. Y conocer las intensas emociones de Jesús aún sabiendo que verían el milagro que no imaginaron que verían es profundamente revelador.


Jesús no es indiferente al cómo te sientes antes de que tu milagro llegue. Se estremece con tu angustia y se conmueve con tu desesperación. Y no sólo eso...Llora al verte llorar, aunque sabe bien, el bien que obrará el milagro que te sorprenderá.


Si creías que el milagro llegó cuando te vio, entérate de que ya había llorado estremecido y conmovido contigo...Antes de que el milagro llegara.


NUNCA LLORAS A SOLAS. ALGUIEN LLORA CONTIGO...MIENTRAS DESEMPACA EL MILAGRO QUE ESPERAS.


Rubén Arroyo...¡Quitad la Piedra!.

0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS