EL QUE ESPERA DESESPERA


EL QUE ESPERA DESESPERA


“Estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén sino que ESPERASEN la promesa del Padre, la cual les dijo, oísteis de mí” - Hechos


Esperar...Esperar...Esperar. Pocas cosas son tan frustrantes como una larga espera.


El Padre lo prometió y eso me da seguridad. Hay que esperar y esa partecita me pone tenso.


La mayor parte de los creyentes no tienen problema con lo primero pero terminan tropezando con lo segundo. Jesús pudo ser más claro y preciso diciendo “llega en 10 días”. Pero no. Dijo lo que sucedería pero no cuándo ocurriría.


El no saber cuándo tiene poderosas consecuencias en el mundo espiritual. Es el diseño que separa a los curiosos de los “cazadores”. A los casuales de los apasionados. A los comunes de los violentos.


Se estima que a esa espera se unieron unos 500. Pero el Espíritu Santo encontró a 120 cuando llegó.


Dios busca a los insistentes, recompensa a los que perseveran, visita a los que no renuncian y cumple promesas a los que esperan.


PACIENCIA EN MEDIO DE LA IMPACIENCIA...ESE ES EL REQUISITO DE LOS BUSCAN LO IMPOSIBLE.


Rubén Arroyo...¡Tranquilo Bobby tranquilo!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo