"HERMANITO...CÓMPREME UN TAMAL"


"HERMANITO...CÓMPREME UN TAMAL"


Enseñar que es bíblico prosperar y vivir en abundancia para levantar su propio imperio personal o gastar en sus deleites es un mensaje engañoso y detestable. Va contra el corazón de los propósitos del Padre con la prosperidad de sus hijos.


Pero igualmente, enseñar que la pobreza es un síntoma de humildad que al Padre le agrada, y que el Señor está encantado con la idea de la escazes de sus hijos por ser un síntoma de espiritualidad...¡Es tan engañoso como la primera posición!.


Las dos veces que Jesús multiplicó provisión...¡SOBRÓ ABUNDANTEMENTE!


La Prosperidad con propósito implica, que esta se desarrolla equivalente a la prosperidad del alma. Es decir...


QUE LA PERSONA POSEA LA REVELACIÓN DE QUE DIOS LE PROSPERA PARA QUE PARTICIPE CON SUS RECURSOS EN LA EXPANSIÓN Y FINANCIAMIENTO DEL REINO DE LOS CIELOS.


No es lo mismo que una iglesia tenga que vender mil "tamales" cada vez para sostener un programa cristiano de televisión para predicar, a que un empresario exitoso del Reino de Los Cielos le diga....Pastor....¡Compremos el canal!


CRÉAME...DIOS QUIERE DARLE LAS RIQUEZAS DEL MUNDO, A GENTE QUE NO ESTÉ POSEÍDA POR EL SISTEMA DEL MUNDO.


Rubén Arroyo....Prosperidad con Propósito.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo