JESÚS ES LA PAZ…¡Y TAMBIÉN ESPADA!.


JESÚS ES LA PAZ…¡Y TAMBIÉN ESPADA!.


“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

‭‭Apocalipsis‬ ‭3:15-16‬ ‭


Dios no puede ser burlado. Esa es una afirmación tan bíblica como el texto que acaba de leer. Y si se está sintiendo intimidado está sintiendo lo que debe sentir. El verso sólo exige que defina su “Perfil como creyente”. Este tiempo demanda posturas definitivas, contundentes y finales. Dios exige no ser una opción sino la única opción.


Tampoco te pide ser parte de tu agenda sino que demanda convertirse en tu total agenda. El culto no es ya un agente motivador sino la zona de adiestramiento para una contundente ofensiva.


El Cuerpo de Cristo fue una familia sólo mientras el Espíritu Santo lo convertía en un poderoso ejército de invasión, ocupación y conquista. Si usted no se ha dado cuenta, allá afuera se vive una feroz confrontación de reinos. El reino de las tinieblas y el de la luz se encuentran en absoluta colisión violenta.


Lo sepa o no usted tiene un uniforme militar puesto. Usted no es el “incha” de uno de los dos equipos, sino un soldado de uno de los dos ejércitos. En este mismo instante, el Espíritu de Dios está trazando una línea en la arena y tendrás que decidir de cuál lado de la línea estás.


Desde la adoración al combate y desde la intercesión al campo de batalla. La congregación que insista en la superficial zona de la motivación tendrá que trascender a la zona de la edificación resultante de la revelación y desde ahí hacia la de la manifestación del contenido de lo revelado.


La pantalla digital no intimida a los demonios ni tampoco los “skinny jeans”. Los ministerios de “mantenimiento” dirigidos a ministrar a la necesidad de los hermanitos deben convertirse en contundentes centros de impartición, empoderamiento y activación de dones.


Los hermanitos que viven ofendidos por cualquier mosquito, o se trasforman en torres sólidas de convicción o durarán my poco sin quebrarse del todo. Y los que forman parte de la “iglesia flotante” que va de iglesia en iglesia según el capricho o disgusto de ocasión, tendrán que dejar que su espíritu defina la Tribu asignada de una vez y por todas o simplemente no tendrán el fundamento que los tiempos exigen.


NO SÉ SI YA LO SABES…¡PERO ESTAMOS EN GUERRA!


Rubén Arroyo…Alerta Roja.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo