“LLORÉ COMO UN NIÑO PEQUEÑO CUANDO LO RECIBÍ EN MIS BRAZOS” - Apóstol Rafael Mojica


“LLORÉ COMO UN NIÑO PEQUEÑO CUANDO LO RECIBÍ EN MIS BRAZOS” - Apóstol Rafael Mojica


Eso dijo, para inmediatamente abrir sus páginas en abanico como quien sabe que cada página tiene una historia, reserva una lágrima y destila vino de uvas molidas en cruentos procesos, hornos de aflicción y celebración de favor y honra.


Su primer libro. El parto de decenas de revelaciones llenas de experiencia, fruto y consecuencia. Lo sé no sólo porque es un íntimo amigo, sino porque me concedió el honor de escribir el prólogo y saborear la primicia de una letra que construye desde adentro.


¡PADRE MÍO!…ESE ES EL TÍTULO.


Y escucho el grito de Eliseo mientras el Manto cae. La voz de Sara a Abraham en honroso reconocimiento. Al David perseguido hacia un Saúl asesino. Y la voz tronante del Padre iniciando un cambio en la historia de la humanidad con su Hijo saliendo de las aguas del Jordán.


Escucho la voz de Pablo a Timoteo y sus enseñanzas a los bipolares de la Iglesia en Corinto. Puedo ver a Bernabé protegiendo al antiguo Saulo y luego abrazando a Juan Marcos en prisión.


Rompiendo Los Esquemas ya comenzó. Es uno de mis eventos favoritos en una de mis favoritas iglesias con un sin igual amigo. Rafa parió su libro mientras se gestan en su vientre otros que le debe al Cuerpo de Cristo. No tarde usted en conseguir el suyo porque se arriesga a que otros le cuenten lo que pudo contar usted.


¡Mi felicitación profunda a un amigo de Pacto en el Señor. Un hermano de alma y espíritu. Un Padre espiritual de los mejores que he podido conocer!.


Apretaré tus costillas en fuerte abrazo el viernes cuando te vea…¡A pesar de tus corbatas!.


Estaré compartiendo con mis “sobrinos espirituales” de Nación de Fe en Kissimmee, un par de conferencias rodeado de un pueblo que amo y amigos que extraño. Si estás por esos lares no te lo pierdas.


www.NaciondeFe.com

49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo