O REACCIONAS O RESPONDES...TÚ ELIGES.


O REACCIONAS O RESPONDES...TÚ ELIGES.


Todo creyente tiene sólo dos opciones a la hora de elegir sus respuestas a las provocaciones diarias. O reacciona, o responde. Una pertenece a la opción del sistema de los hombres, y la otra a los valores del Reino de los Cielos.


Reaccionar es instintivo. Es la respuesta automática a una provocación. La reacción suele ser una respuesta que carga el mismo espíritu de ofensa conque alguien provocó primero.


Levantas la voz si te la levantan a ti. Te pones desafiante y malcriado si percibes lo mismo del otro lado. Agresivo si te agreden y ofensivo si te ofenden. Eso es reaccionar.


Responder no es reacción instintiva, sino una elección intencionada que demuestra que se está en control ante un escenario de descontrol.


Cuando reaccionas, Satanás sabe que no sabes. Y al descubrir tu ignorancia, te lleva a lo que luego te castigará en la conciencia con culpa y vergüenza.


Tener paciencia en medio de la impaciencia es síntoma de madurez, y de que se tiene en conciencia lo que Dios espera que hagas en medio de una provocación.


Responder es diferente. Nuestro modelo es Jesús. No Juan el Bautista, como usan muchos de ejemplo para justificar el uso del maltrato y la confrontación.


"Yo hago lo que veo hacer al Padre. Y hablo lo que oigo decir al Padre".


Jesús no reaccionaba a la gente sino que respondía al Padre. Él era manso y humilde de corazón. Y así nos sugirió que fuésemos.


La Mansedumbre no es cobardía, sino FUERZA bajo control. La humildad no es bajar la cabeza, sino mantenerla erguida sin orgullo o prepotencia.


Si para defenderte de la ofensa necesitas ofender...Entonces no te defiendas. Porque la ofensa es la única defensa de quien no tiene ninguna.


Rubén Arroyo...Responde.

0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS