Primero lo Primero...Y Después Desde lo Primero


Primero lo Primero...Y Después Desde lo Primero


“Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.”

‭‭Hechos‬ ‭13:2‬ ‭


Ministrar a otros sin haber ministrado a Dios primero, no es precisamente el orden de ministración más sabio. Y por otra parte, es imposible haber ministrado a Dios correctamente y no querer ministrar a otros después.


Si has ministrado al ser más poderoso del universo y sales de ese lugar igual, entonces debes revisar desde qué zona de tu interior ministraste y si realmente fue desde tu interior.


Una de las más persistentes inquietudes que como Pastor se ha sostenido dentro de mí durante años, es interactuar con personas que se identifican como adoradores y al mismo tiempo permanecen indiferentes a la obra del que adoran.


No existe otro lugar como la Presencia de Dios. Estar allí garantiza salir de allí con algo interior alterado. O algo se añadió o algo fue removido. Amar de la forma que Dios ama. Ver cómo Dios ve y terminar con las prioridades transformadas conforme al orden en que están en su corazón, es un irremediable resultado de estar en su Presencia.


Ministrando al Señor el Espíritu Santo habló y dio instrucciones. Esas instrucciones incluyó la comisión del primer equipo apostólico para ejercer “la obra a que los he llamado”.


Es común ministrar al Señor y salir de ahí apasionado con hacer algo relacionado a lo que el Señor ama. En otras palabras...


MINISTRAR AL SEÑOR RESULTARÁ EN UNA ACCIÓN A FAVOR DE LO QUE ÉL AMA.


Rubén Arroyo...¡Sea entonces bendita su obra!

0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS