QUE 20 AÑOS NO ES NADA


QUE 20 AÑOS NO ES NADA


Se le fue deshilando la niñez y alguien por capricho adornó con tacos sus zapatos.


No supe cuándo pero entretanto

su boca cambió de tono llenando de rojo sus labios.


El maquillaje escondió a la niña y la mujer se abrió paso sin darme cuenta detrás de mis retazos.


No habló conmigo el tiempo para pedir permiso. Me robó a la niña y entre piso y piso el edificio de la vida se reía conmigo.


Fue su madre la que la cosió entre encantos y yo fui aquel que entonando cantos, le formaba el alma sin saber aún...para cuál extraño.


Rubén Arroyo...¡Felicidades a la que me hizo padre!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo