RECIBIR EL MANTO ES FÁCIL...CARGARLO NO.


RECIBIR EL MANTO ES FÁCIL...CARGARLO NO.

“Él le dijo: Cosa difícil has pedido...” ‭‭2 Reyes‬ ‭2:10‬ ‭ No sé dónde ni de quién lo aprendió pero eso fue lo que pidió. Eliseo quería una doble porción del espíritu de Elías. No fue censurado por anhelar mayor trascendencia que su maestro. Tampoco fue etiquetado como codicioso al pedir lo que nunca antes había sido pedido.

Anhelo de significado no es la consecuencia de un ego desnutrido. Es el lógico deseo de un creyente conciente de haber sido creado para algo trascendente. Codiciar cosas y anhelar relevancia asociada a un propósito que da gloria a Dios es lo natural en quien tiene conciencia de llevar grabada por dentro la imagen de Dios y su semejanza.

Pedir es fácil, pero ser preparado con antelación para recibir lo pedido es intenso, dramático y brutal. La frase de Elías “cosa difícil has pedido”, no tiene que ver mucho con lo difícil de recibir un Manto sino con la responsabilidad, madurez, paciencia, resiliencia que se le exigirá al que lo cargue sobre sus hombros.

EL DON ES GRATIS....LA MADUREZ CUESTA...Y MUCHO.

El Manto se te otorga al mismo tiempo que lo exige todo. He visto a más de uno subir como una estrella y estrellarse tan rápido como subió. Unción sin precio. Posición sin paciencia. Don sin estructura. Título sin el ego crucificado. Mezcle todo eso y no tendrá que ser Profeta para saber que de eso saldrá una estrella con futuro estrellado.

COSA DIFÍCIL HAS PEDIDO...

Cuatro palabras encapsulando un testamento. Una frase corta que resume una vida de súbitos e inesperados giros. Jezabel y Acab, escondite solitario en el arroyo de Querit, 850 falsos Profetas contra uno en una intensa confrontación de reinos, la huida a Horeb y la persecución de Jezabel. Y más...y más...y más.

PEDIR EL MANTO ES FÁCIL...CARGARLO TIENE UN INCALCULABLE PRECIO.

Rubén Arroyo...Cosa difícil has pedido.

0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS