EL HERMANITO ES UNA BENDICIÓN...QUE YO PREFIERO QUE OTRO PASTOR DISFRUTE


EL HERMANITO ES UNA BENDICIÓN...QUE YO PREFIERO QUE OTRO PASTOR DISFRUTE


Se sentará en la silla que desea desde donde podrá disfrutar de la banda de adoración. Alzará sus brazos y colocará aplausos en la pausa que escoja para hacerlo. Cerrará sus ojos para no distraer su adoración.


Alguien despertará su atención y sentirá en su corazón salir de su silla, colocar su mano sobre ella y ministrarle oración o alguna palabra que sintió decir. Así lo hace con varias personas más mientras la adoración continúa. No hay dudas acerca de sus dones y vuelve a hacer lo mismo una y otra vez. Termina la adoración y se sienta a escuchar el mensaje.


Así que, el Pastor que se llama Rev. Pablo, toma su biblia y la coloca sobre el atril. Y comienza a desarrollar su enseñanza cuyo centro principal enfatiza diciendo.


“Este hermano me está causando división en esta iglesia. Y a pesar de que he hablado con él persiste en su conducta. No lo quiero más en esta iglesia”.


Al escuchar al Pastor hablar de esa manera de un indefenso hermanito, el hombre que acababa de ministrar en amor y con amor a muchas personas durante el culto, inmediatamente en su mente comienza a repasar todo lo que sabe sobre el amor de Dios y sobre cómo tratar a la gente y comienza a incomodarse y molestarse ante la falta de amor del Rev. Pablo.


Eso no se quedaría así. Ese Pastor no está representando el amor del Señor con ese mensaje. ¿Desechar de esa manera a un hermanito de la Iglesia?. ¿Maltratarlo así no más?. En ninguna manera Jesús haría algo como eso.


Sale disgustado. Conversa con algunos hermanos en el estacionamiento sobre la falta de amor en la iglesia y el maltrato que acaba de presenciar. Al llegar a la casa, hace unas cuántas llamadas a hermanos que saben cuánto amor tiene él por la gente y lo distante del amor de Dios que el mensaje de ese Pastor está. Y lanza el reto...


¿DEBEN PERMANECER EN UNA IGLESIA COMO ESA?.


¡Ah...ya se me olvidaba...la siguiente fue la cita bíblica usada por el Rev. Pablo al predicar.


“Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo,”

‭‭Tito‬ ‭3:10‬ ‭


Es una bendición para cualquier iglesia, contar con un hermanito que tiene más amor por la gente...que el Espíritu Santo.


Rubén Arroyo...En amor.

3 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS