SAÚL Y GOLIATH...DOS ENEMIGOS...DOS ACTITUDES


SAÚL Y GOLIATH...DOS ENEMIGOS...DOS ACTITUDES


Todo creyente tiene el llamado de amar e interceder por su enemigo. Pero esto no supone una ausencia de acción cuando el escenario la demanda, o una espera en Dios cuando otro escenario la exige.


Entre los enemigos que tuvo que enfrentar David, quiero destacar dos que parecen describir los dos conceptos que intento comunicar con este escrito. Por un lado el gigante Goliath, con el cual David es introducido al ojo público, y el Rey Saúl, quien fuera su más insistente e implacable perseguidor.


EL DISEÑO QUE DAVID USÓ PARA ENFRENTAR A CADA UNO, REVELA NUESTRA NECESIDAD DE DISCERNIR CÓMO ENFRENTAR CADA RETO.


David enfrentó y confrontó en una acción decidida a Goliath, entendiendo y discerniendo que esa era su asignación y tarea. En cambio, Saúl fue un enemigo al que David no enfrentó, porque era un asunto donde sería Dios el indicado a resolver.


TODO CREYENTE DEBERÁ DISCERNIR SIEMPRE, SOBRE CUÁL ENEMIGO ACCIONAR PORQUE ES SU ASIGNACIÓN Y HACIA CUÁL ENEMIGO EJERCER PACIENCIA...PORQUE ES DIOS QUIEN DEBERÁ ENCARGARSE DE ÉL.


Rubén Arroyo...Accion e intercesión.

2 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS