Untitled


YA ESTÁ LLENA…¡PERO SERÁ LLENA!


La escritura revela dos realidades de la gloria de Dios y su relación con la tierra y sus habitantes. Toda la tierra está llena de su Gloria. Esa es una realidad presente.


Será llena del conocimiento de su Gloria. Esa es otra realidad progresiva pero definitiva. Se puede tener algo y a la vez no tener relación con ese algo y por lo tanto carecer del conocimiento de ese algo. La Gloria de Dios no es algo sino alguien. Y eso convierte el concepto relación en algo vital e indispensable.


Esta foto de nuestro lugar de relación y adoración me hizo pensar en su gloriosa Presencia. En absoluto temor reverente afirmo y doy testimonio de que ocurren constantes milagros en este lugar. La Presencia de Dios es nuestro valor más preciado y más anhelado.


La historia ha sido larga e intensa. Cuando miro hacia atrás para mirar en mi memoria los momentos de hambre y auténtica persecución de la Presencia Manifiesta, veo rostros inclinados en santa reverencia. Quejidos sin palabras que fueron discursos de un corazón desnudo delante del Señor. Abrazos que revelaban un encuentro con Dios compartido. No queríamos simplemente que Dios bendijera lo que hacíamos, sino que queríamos descubrir lo que El estaba haciendo para unirnos a lo que fuera.


“LISTO. SERÉ PASTOR. PERO ALGO TE RUEGO…QUIERO SER PARTE DE CUALQUIER COSA QUE ESTÉS HACIENDO, AUNQUE NO SE PAREZCA A LO QUE YA SÉ. PORQUE SI ERES TÚ…YO LO QUIERO”.


Esa fue mi oración una noche en Cúcuta, Colombia, cuando dejé de huir de un llamado Pastoral. Frente a este paisaje recordé mi historia con Dios y mi historia con su Palabra. La imagen me recordó la nube de su Gloria acercándose y moviéndose hacia el lugar donde se le espera con santa desesperación.


Rubén Arroyo…Está…Y será.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo