Y DE REPENTE...ME RECORDÓ SU PACTO CONMIGO


Y DE REPENTE...ME RECORDÓ SU PACTO CONMIGO


Y con la Casa que puso bajo mi brazo. Con el remanente de su pueblo y las iglesias hijas. Tuvimos una extraordinaria victoria en 7 espectaculares e inusuales noches de derramamiento donde salvación, liberación, sanidades y reconciliaciones fueron abundantes.


Pero al mismo tiempo sentíamos el ataque de las tinieblas insistente y tenaz. Los retos eran grandes y las decisiones se tomaban al momento porque las circunstancias lo demandaban. Mi hermoso pueblo Cidriano como siempre que el escenario lo requiere se hizo uno. Como muro y columna de servicio, dedicación y compromiso.


Son de una madera fuera de este mundo. El precio por lo que nos visitaba estaba siendo pagado y lo que obteníamos superaba por mucho el precio demandado.


Esta mañana al levantarme y salir de la habitación, encontré este majestuoso Arcoíris reflejado en una de nuestras paredes. Nunca había ocurrido. Parecía vivo. Sus colores exageradamente brillantes y fáciles de identificar. No tomo livianamente el vocabulario donde viaja en ocasiones la voz majestuosa del Señor.


No soy místico pero tampoco incrédulo. He escuchado su voz en las formas más inusuales que pueda imaginar y he aprendido a celebrar las pequeñas señales que nos llegan de su reino inconmovible.


Inmediatamente supe que Dios quería que recordara el Pacto conmigo, con CIDRA, con las iglesias bajo nuestra cobertura. Una paz absoluta me llegó de repente. Y también de repente el arcoíris desapareció. El mensaje había sido dado. El receptor lo recibió y el mensajero se fue.


AMO ESE PODEROSO REINO. SIRVO CON TODAS MIS FUERZAS A SU REY QUE ES MÍO TAMBIÉN.


Me alegro haber tomado una foto a este misterioso y hermoso visitante. No lo olvidaré. Es un testimonio de la fidelidad de Dios. Y significó mucho que me lo recordara.


Rubén Arroyo...En Pacto.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo