Y ME GUSTA QUE LO SEA


Y ME GUSTA QUE LO SEA


La puerta del frente nunca se abrirá si no estoy dispuesto a cerrar la de atrás. Dios no te dará lo que no aprovecharás.


Tampoco plantará si primero no arrancó, pues el sufrimiento del perder te prepara para ganar. Dios nunca edifica sin derribar primero. Luego limpia donde derribó pues nunca hará algo nuevo sin limpiar los escombros de lo derribado.


Así que, cierra para abrir, arranca para plantar y derriba para edificar. Si le pediste que te usara, no esperes que te explique lo que hará para hacerlo.


No sólo parece gustarle ser Dios, sino que le gusta saber que te gusta que lo sea.


ASÍ QUE, DISFRUTA QUE SEA DIOS...AUNQUE NO SIEMPRE ENTIENDAS QUE LO SEA.


Rubén Arroyo...Así sea.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo