¿YO?...AQUÍ MURIENDO


¿YO?...AQUÍ MURIENDO


“Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos;”

‭‭2 Corintios‬ ‭1:9‬ ‭


Pocas cosas son tan excitantes para un creyente que identificar el sueño de Dios en él. Es decir, encontrarse con su llamado y discernir su asignación. Esa es la parte sublime. Pero lo sublime del sueño de Dios puede convertirse en mi pesadilla cuando el sueño sustituye en mi corazón al Dios que me lo dio.


He visto talentos de Dios en las manos de creyentes en cuyos corazones ocurre una trágica transformación. El llamado posee sus vidas a tal punto que el llamado se convierte en su dios. Van de iglesia en iglesia, no buscando crecer en el Señor sino buscando avenidas cortas y atajos que le permitan “cumplir su llamado”.


Ellos no buscan servir desde una congregación, sino más bien cómo los recursos de la congregación pueden ser usados a favor de mi llamado. La gente se convierte en los escalones que usaré para “cumplir mi asignación”.


No se trata de en cuál lugar podré servir sino en qué lugar seré servido. El cumplimiento de mi llamado es una consecuencia natural de una relación íntima con Dios la cual protejo como mi llamado principal. En otras palabras...


Cuando el sueño es de Dios...


EL LO INICIA...EL LO SOSTIENE...Y EL LO CULMINA.


El peligro de cualquier llamado, es que corro el riesgo de que se convierta en lo que uso para llenar mi vacío de significado, relevancia y reconocimiento.


El sueño no deja de venir del Señor pero puede contaminarse en mis manos cuando mis manos están demasiado llenas de mí mismo.


Un llamado será totalmente efectivo cuando está totalmente rendido a Dios y no al servicio de mi ego. Un altar estará lleno de celebridades o lleno de muertos resucitados.


El llamado de un creyente sólo tiene “olor grato”, cuando ha sido consumida su carne en el altar de la rendición a Dios y consumido por la hoguera de sus procesos.


SERÁS DE POCA UTILIDAD PARA DIOS SI ESTÁS DEMASIADO VIVO. HAY QUE MANTENERSE TOTALMENTE MUERTO PARA PERMANECER TOTALMENTE VIVO.


Rubén Arroyo...🔥

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo