¿YO?...PUES YO SOY UJIER...¿Y TÚ?.


¿YO?...PUES YO SOY UJIER...¿Y TÚ?.


“Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados; ASÍ QUE HABÍA GRAN GOZO EN AQUELLA CIUDAD.”

‭‭Hechos‬ ‭8:5-8‬ ‭


Felipe atendía las mesas. No era Pastor ni lideraba un ministerio. Era el equivalente a un ujier o al que sirve el café o limpia la iglesia. Pero cuando la iglesia comenzó, los elegidos a servir en “las mesas” estaban llenos del Espíritu Santo y sabiduría. Así los describe la biblia.


Después de servir en las mesas en la iglesia que recién nacía, Felipe a causa de una persecución a los creyentes, descendió a Samaria y protagonizó un Avivamiento en la ciudad. Los demonios salían chillando y los paralíticos caminaban firme sobre sus pies.


Felipe no se limitaba a su “trabajo en las mesas”. Esa era la tarea en la iglesia como servidor en un ministerio. Su verdadera asignación estaba concentrada en un mandato de Jesús...¡ID!. Y desde ese “ID”...Un poderoso Evangelista trastornaba una Ciudad entera, arremetía contra el reino de las tinieblas y los demonios salían en tropel.


El reino injusto de la enfermedad fue confrontado con la justicia de la sanidad y no pierda de vista este poderoso efecto:


“ASÍ QUE HABÍA GRAN GOZO EN AQUELLA CIUDAD”.


El clima de toda una Ciudad, los aires de toda una región, la atmósfera de todo un territorio sufrió una transformación. No lo hizo un Pastor lleno de Dios ni un Profeta cargado de unción.


Lo hizo Marcia después de hacer el café. Maritza después de danzar. Alberto cuando terminó de editar el vídeo. Carlos después de limpiar las puertas De la Iglesia. Nancy después de cantar en el grupo de adoración y Juan al soltar la guitarra.


Sandra después de enseñar a los niños y Francisco al terminar de botar la basura. Rodolfo al final del mensaje y Norma cuando terminó la reunión del comité.


Si tu trabajo para Dios termina y se limita a la hora que serviste en el culto, limitas tu llamado a la zona natural de tu talento y a tu corazón de servicio.


PERO NO FUISTE LLAMADO SÓLO A LO QUE TUS TALENTOS PUEDEN LOGRAR EN LA IGLESIA, SINO A LO QUE SÓLO DIOS PUEDE LOGRAR CONTIGO...FUERA DE ELLA.


Rubén Arroyo...Pastor

0 vistas
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS