“Y por sus llagas fuimos nosotros sanados”


“Y por sus llagas fuimos nosotros sanados” La salvación del alma y la sanidad del cuerpo van tomadas de la mano porque el precio para recibir ambas cosas fue asegurado por un mismo sacrificio perfecto y una misma sangre derramada. La salvación del alma asegurando nuestra eternidad con Jesús es invaluable. Pero no se puede usar de excusa su valor, para subestimar la sanidad del cuerpo y liberación del alma teniendo eso como excusa para no sentirnos retados a desafiar toda dolencia y toda enfermedad. Si la enfermedad y la opresión demoníaca no son parte del diseño original del Señor para la humanidad, su presencia es ilegal y punto. Mucho más cuando el Hijo único del Padre pagó con su vida el precio de ser devuelta la raza humana al plan original. Honro con esta cápsula escrita, a los ministros de sanidad que componen los ministerios de sanidad de CIDRA Church. Cidra's Healing Ministries y sus expresiones de sanidad en las calles, el Outreach Healing Team, y los encargados de ministrar sanidad en la congregación, los Healing Rooms. Asimismo, reconocemos a todas las congregaciones en otras regiones y países que han participado de nuestras Escuelas de Sanidad e Impartición y han querido convertir los milagros y sanidades en parte de la cultura de iglesia local y estilo de vida de sus congregantes. LA SALVACIÓN ES AL ALMA LO QUE LA SANIDAD ES AL CUERPO. CIDRA CHURCH HEALING MINISTRIES.


1 vista
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2019 Rubén Arroyo Ministries.  Todos los derechos reservados. CIDRA CHURCH EDITS