EL PODER DE LA ÚLTIMA HERIDA…EL SANGRADO FINAL.


EL PODER DE LA ÚLTIMA HERIDA…EL SANGRADO FINAL.


La derramó estando muerto. El primer sangrado fue en el jardín del Getsemaní. Luego las hematomas por sangrado interno después de la paliza. La corona de espinas. Los azotes en la espalda. Los clavos en las manos y en los pies mientras sangraba desde su cabeza por la corona de espinas.


SEIS SANGRADOS ESTANDO VIVO Y EL ÚLTIMO LO TUVO ESTANDO MUERTO.


Algo faltaba en el acto de redención. Alguien no podía ser dejada atrás. Debía no ser sólo ser salva, restaurada y sanada sino devuelta a su posición de honra junto al hombre. No estaría atrás. Tampoco al frente.


No por debajo ni tampoco por encima. A su lado. Junto a él. Dios no la creó para ser humillada, usada como objeto o reducida a un instrumento de crudo placer. Sería ayuda idónea, compañera, amiga y consejera. También tenía la imagen de Dios y su semejanza. Dios le regaló belleza única. Femineidad y delicadeza. Pero también agudeza en sus sentidos, inteligencia multi fásica y dones adornados con talentos.


El último sangrado salió de su costado. Del mismo lugar desde el cual ella fue creada. Ese sangrado la devolvería a su lugar de honra para siempre. ¿Pero por qué salió de una herida cuando Él ya estaba muerto…?


PORQUE PARA QUE LA MUJER OBTENGA SU POSICIÓN DE ABSOLUTA HONRA Y RECONOCIMIENTO…EL EGO Y LA ARROGANCIA DEL HOMBRE DEBEN MORIR PRIMERO.


Rubén Arroyo…¡Feliz día de la mujer!. 🎷🎻🎺🎶🎊🎉🪅

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo